¿Cómo darle forma a una idea de negocio?

Una idea debe satisfacer una necesidad real y es necesario validarla antes de ponerla en marcha, te brindamos puntos claves de qué hacer desde el inicio hasta su validación.

24-11-2016

Lo primero que hay que tener en claro es qué es lo que se quiere hacer.

En primer lugar, hay que tener en cuenta todas las cuestiones básicas y elementales que son absolutamente imprescindibles no sólo para el desarrollo de la idea sino para organizarla. Se debe realizar un plan de objetivos, anotando cuál es la idea, cómo unificarla, en qué consiste lo que se va a vender y cuál es el público al que se quiere llegar. Esto servirá para conocer la magnitud del proyecto y así poder llevarlo a la práctica. En este primer plan, se asegurarán los propósitos de toda la planificación, los objetivos y la gestión del tiempo, para luego llevarlo a la práctica y convertirlo en realidad.

Muchas veces se cometen errores por omisión o por accionar sin planificar. Planificar no es hacer y es imprescindible para poder realizar una buena labor. Naturalmente luego se puede fallar alguna parte del proceso, pero si no se sabe a dónde ir, da igual lo que se haga.

En esta primera parte es fundamental saber cuáles son los objetivos personales y qué se quiere lograr con el proyecto.

En una segunda etapa, se debe tener claro que toda premisa establecida en la primera puede variar, pero establecer los primeros trazos es fundamental para poder comenzar con el proyecto y tomar buenas decisiones.