Cómo captar clientes en la era digital

Para sobrevivir en el contexto actual las empresas deberán adaptarse a los cambios que marca la digitalización

10-08-2017

'Adaptarse o morir' es la pauta que marca el funcionamiento de una compañía en el mercado. El rápido desarrollo tecnológico obliga a propios y ajenos a asumir con flexibilidad los cambios derivados de la democratización de internet. Aquellos que no hayan abordado ya el consabido proceso de digitalización deberán establecer plazos para acometer la tarea si quieren asegurar su supervivencia en el mercado. Está claro que lo que antes era una ventaja competitiva se desvela ahora como una obligación apremiante.

Este cambio de paradigma viene marcado por la redefinición de la logística de una empresa: procesos, modelos de trabajo, recursos y relaciones entre empleados y clientes deberán revisarse para garantizar su efectividad en base a las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías.

La captación y fidelización de clientes también se han visto afectadas en la era digital. Ambos modelos deberán atender a lo que establezcan las estrategias orientadas al consumidor, protagonizadas por la interacción constante entre la corporación y los consumidores. Esto nos lleva a plantearnos ¿cómo hacer que los clientes prioricen nuestra marca en la vorágine de publicidad que sucede en la Red?

La respuesta se sintetiza en las fases siguientes:

  • Identificación. Lo primero es captar la atención de los usuarios entre todo el entramado existente. Se trata de diferenciarse y de ser fácilmente identificable. Esto se consigue con un buen posicionamiento en los buscadores de internet, de manera que cuando un cliente potencial tenga una necesidad que pueda resolver a través de tu empresa, el nombre de tu negocio aparezca en los primeros puestos de Google. 
  • Interés. Una vez el usuario entre a la web de la corporación deberá sentirse enganchado con la estética, la sencillez de navegación y por el atractivo del contenido. Para eso hay que saber lo que sirve o no, lo que busca y espera el futuro cliente. 
  • Convencimiento. Si lo las promesas que vuelques en la Red consiguen la aprobación del consumidor, este procederá a adquirir el producto. De esta manera, damos continuidad a la experiencia de cliente, marcando un diferencial entre los demás proveedores y tu negocio.
  • Fidelización. La última fase consiste en fidelizar a los consumidores, manteniendo el nivel de excelencia en cada una de las acciones que se lleven a cabo. Se trata de dar respuestas acertadas, con una atención impecable y primando la calidad. Recuerda que la mejor promoción es la que hacen los consumidores 'boca-oreja'. Un cliente feliz repite, replica y ampllifica. 


Si quieres aprender más sobre cómo orientar la estrategia de llegada y captación de consumidores aprovechando las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías, puedes registrate sin costo en el próximo seminario que ISEDE. La formación, gratuita para clientes Santander, Nuevas Formas de llegar al Cliente en la Era Digital, se celebrará el 21 de agosto y será impartido por la Doctora Marieta Sudy. Todavía estás a tiempo de inscribirte. ¡No esperes más!

CONTENIDO RELACIONADO

Actualidad

Lo que debe saber un emprendedor antes de lanzarse al mercado